martes, 30 de octubre de 2012

PRINCIPALES CAUSAS DE FALLO EN EL TURBO


Hoy os dejamos una relación de las principales causas de fallo en el turbo:

LUBRICACIÓN INSUFICIENTE 
Un turbo sin aceite es capaz de hacer que el turbo se averíe. A tan altas revoluciones, la fricción sin aceite desgasta los materiales al instante. La causa de la falta de aceite, puede venir del mal funcionamiento de la bomba de aceite del motor, obstrucción de un latiguillo que envía aceite al motor o uso de juntas líquidas.

IMPUREZAS EN EL ACEITE 
Esta avería puede producirse por estar el aceite contaminado, tanto por no haberse cambiado a tiempo, como por ser de mala calidad o por no haber retirado los restos metálicos del cárter después de una rotura en el motor.
En definitiva, podemos encontrar todo tipo de partículas sólidas en el aceite (carbonilla, viruta metálica, restos de juntas líquidas solidificadas).
Para que esto no suceda hay que revisar; aceite, filtro de aceite, cárter, obstrucciones en latiguillos de aceite.

INGESTIÓN DE POLVO, ARENA O SAL POR LA ADMISIÓN 
Un filtro roto, en mal estado, una abrazadera suelta, incluso un manguito rajado puede provocar la entrada de arena, polvo o sal. También puede suceder que al sustituir el filtro o el mismo turbo, se quede alguna pieza pequeña, como una arandela, suelta.
El síntoma de este tipo de avería es que el motor pierde potencia y se calienta. Si esto sucede es importante revisar el filtro, las mangueras y abrazaderas.

INGESTIÓN DE UN OBJETO EXTRAÑO POR EL ESCAPE 
El turbo también puede romperse si entran objetos extraños por la caracola de escape
Esta avería se produce al romperse una válvula o un pistón, también al desprenderse partículas de los tabiques interiores del colector.
Es importante revisar las válvulas, asientos de las válvulas, pistones, colector de escape y la carbonización del colector de escape


TEMPERATURA MUY ELEVADA DE LOS GASES DE ESCAPE
El exceso de calor en el escape produce el agrietamiento y la deformación de la caracola de escape.
Si el motor se calienta excesivamente, pierde potencia y aumenta el consumo, es posible que el fallo sea porque la inyección esta fuera de punto y hay obstrucción de los catalizadores y escapes.
Para solucionar este fallo, sería necesario revisar la inyección, el filtro del aire, el intercoler o los conductos


Y para finalizar , lo más IMPORTANTE de todo, SIEMPRE, antes de sustituir el turbocompresor dañado por otro nuevo o reacondicionado es necesario PRIMERO SOLUCIONAR LA AVERÍA que causó el daño del primer turbo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada